Buscar este blog

Cargando...

sábado, 28 de mayo de 2011

ANALISIS HISTÓRICO DEL CONTEXTO EDUCATIVO EN LA REPÚBLICA DOMINICANA



Damocles R. Méndez Rosado

El contexto socio-histórico que sirvió de escenario al proceso educativo dominicano correspondiente al nacimiento del Estado está definido por la constitución del 6 de noviembre del 1844 y en las leyes que establecieron los lineamientos generales que orientaron el sistema

educativo en esta etapa del desarrollo histórico.

Las características básicas que precedieron a la formulación de la política educativa en esta etapa del proceso social de la República Dominicana, están en consonancia con los postulados

Ideológicos del liberalismo político que asumió el Estado en su génesis por lo qué el desarrollo curricular que fundamento la concepción educativa del aparato estatal mantuvo una estrecha conexión con el perfil de los educando.

El sistema educativo en este momento histórico asumió una construcción teórica y filosófica a partir de un enfoque programático en el marco de una concepción utilitaria de la educación orientada a despertar en los educando el interés por la razón, el cálculo matemático y la vinculación del conocimiento con la praxis cotidiana tal como lo sustento la resolución del 13 de mayo del 1845. Todo el ordenamiento educativo vigente en el período 1844-1861 privilegió una visión conductista en la construcción de aprendizajes que reproducían prácticas autoritarias, verticalita, potenciando la capacidad memorística en los alumnos, sujetado a la "sumisión al gobierno y a las leyes" como lo señala el Art. 25 de la resolución ante citado.

El proceso educativo durante la etapa histórica de la 1era. República se desarrolló bajo condiciones materiales caracterizada por una estructura económica determinada por la producción de tabaco, madera y el ganado. En el orden del pensamiento político la correlación de fuerzas sociales estuvo determinada por la pugna entre los sectores conservadores y liberales cuyo resultado fue la culminación del predominio del conservadurismo en la dirección política con un estilo de ejercicio de las cosas públicas marcadamente autoritario cuyas manifestaciones repercutieron en el conjunto de legislaciones educativas como fueron las leyes de instrucción del 11 de mayo del 1845, del 15 de mayo de 1844, del 20 de junio del 1855 y en un conjunto de Decretos y resoluciones que regulan la política educativa.

Con la llegada al país de Eugenio María de Hostos, se produce una revolución teórica en el campo del pensamiento socio educativo con el planteamiento de nuevo paradigmas interpretativos de la realidad del proceso de la educación dominicana a la luz de un enfoque fundamentado en el liberalismo político y en una concepción positivista de la realidad dominicana, básicamente de la educación.

El concepto laico de la escuela que domina el pensamiento hostosiano se convirtió en una importante corriente en el debate pedagógico que enfrentó a las diferentes tendencias del pensamiento de la época, lo que indudablemente influyó en las normativas educativas de los proyectos políticos y de los grupos hegemónicos que compartieron la dirección del estado y su visión sobre la naturaleza, contenidos programáticos y aspecto de carácter antológicos y axiológicos dado por el conjunto de leyes, decretos y resoluciones emitidos en materias de política educativas.

Las diversas legislaciones educativas promulgada por los diferentes, gobiernos durante la segunda república estuvieron vinculado directamente a los proyectos políticos de los grupos y clases sociales en torno a comprender el papel protagónico de la educación como parte integrante del desarrollo nacional y como medio para la eficacia y consolidación del sistema democrático. En este contexto se puede advertir que las diferentes leyes de educación adquirían rasgos característicos dependiendo del grupo hegemónico que controlaba el aparato estatal.

En este contexto, las diferentes concepciones filosóficas en pugnas respecto a la naturaleza educativa del Estado Dominicana estuvo centrada en las más importantes polémica entre los sacerdotes Meriño y Billini que defendían el carácter católico dado por la educación y la instrucción positivista articulada alrededor de Hostos, cuyo centro de desarrollo giró interno al normalismo como modelo educativo de inspiración liberal, regulado por la ley del 28 de mayo del 1879. El normalismo se inscribe en la plataforma socio-educativa de mayor importancia en la

formación de una conciencia crítica basada en la construcción de una nueva ciudadanía como base programática en el plano educativo de los gobiernos azules durante las últimas décadas de la segunda república.

Durante la ocupación norteamericana (1916-1924), el sistema educativo va a formar parte integrante del nuevo modelo de dominación mediante la implementación de esquema socio-político como matrices para la formulación de una visión colonial de la educación orientada a disminuir al máximo "doctrinas contrarias a la moral y a las tradiciones patrióticas dominicanas" como lo sustento la Orden Ejecutiva no. 145 del 5 de abril del 1918.

Con el ascenso de Trujillo a la Dirección del Estado Dominicano en 1930, el sistema educativo adquiere dimensiones diferentes a los períodos anteriores pues en esta etapa histórica la educación se constituyó en un instrumento integrante de los mecanismos de dominación del régimen convirtiendo a las escuelas como aparato operativo del estado encaminado a un proceso de ideologización de la población cuyo elementos básicos estaban dirigidos a la perpetuación de los instrumentos de dominación del estado.

El instrumento de mayor fortaleza educativa, en este momento la fue la Ley Orgánica de Educación No. 2909 del 1951 la cual en su artículo 1 definía en líneas generales los contenidos y las bases filosóficas de la educación y la cultura dominicana a partir de los componentes hispánicos como esencia y fundamentos de la formación histórica del pueblo dominicano cuando en el artículo citado señala: "el contenido de la educación dada por la escuela dominicana estará basado en los principios de la civilización cristiana y de tradición hispánica que son fundamentales en la formación de nuestra fisonomía históricas y se orientara, dentro del espíritu democrático de nuestras instituciones, a despertar en los alumnos, el sentimiento panamericanista y de compresión y solidaridad internacionales".

El comportamiento de la educación en la etapa histórica postrujillista tiene como elemento novedoso la emergencia de nuevos actores políticos y sociales que van a caracterizar la dinámica de la coyuntura creada en la republica dominicana tras el magnicidio del 30 de mayo del 1961,cuyo elemento significativo es la apertura a nuevos escenarios de participación democrática con el surgimiento de partidos políticos y movimientos sindicales portadores de nuevas plataformas políticas e ideológicas con profundas repercusiones en el sistema educativo.

La legislación educativa 5893 del 1962, expedida por el Consejo de Estado, sustenta una formación basada en un sentido realista, apegada avanzadas normas pedagógicas fundamentada en principios democráticos promoviendo la elevación del nivel cultural de la nación dominicana, la erradicación del analfabetismo ofertando una educación universal y gratuita en el marco del desarrollo de la formación cívica de los educandos. Con el ascenso al poder del estado del profesor Juan Bosch en el 1963,el texto constitucional que sirvió de fundamentación político a ese ensayo democrático, delineo una concepción educativa avanzada en consonancia con la ciencia, el arte y la cultura como patrimonio del pueblo dominicano en el marco de una visión hostosiana del proceso educativo como parte integrante del desarrolla social y puntal esencial para la formulación de una conciencia crítica y valoradores patrimonio nacional. Los rasgos capitales de la concepción educativa del gobierno de Bosch es el carácter universal de la educación, declarar de alto interés social la erradicación del analfabetismo, la liberta de enseñanza, promover el desarrollo de la ciencia como base orientadora del proceso educativo y declarar el magisterio de alto interés social

El contexto histórico que define las líneas generales del proceso social correspondientes a los primeros ano del periodo post-trujillista, es decir del 1961 al 1963, está determinado por la diversidad de proyecto político articulado a la construcción de nuevos modelos de ejercicios democráticos y en busca de una nueva ciudadanía con esquemas socio-educativos, diferentes a etapas anteriores pues, se manifestaba como una ruptura radical frente a los esquemas educativos basada en estilo despótico y de culto a la personalidades este sentido la concepción educativa esbozada en la constitución del 63, adquiere una dimensión societal que permitió una construcción teórica en una perspectiva valorativa de lo nacional mediante la Asunción de un paradigma pedagógico articulado a la dinámica del estado lo cual se advierte en la conexión existente en los diferentes artículos de la carta magna del 63.

El periodo del 1966-78, presenta matices muy particulares respecto al comportamiento de las diferentes instancias socio-políticas y educativas. En esta etapa concreta del desarrollo nacional vamos a distinguir dos momentos capitales de profundas repercusiones en las relaciones políticas de la sociedad dominicana del momento. Veamos.

1-La existencia de un precario clima de intolerancia política excluyentes de propuestas participativas.

2-La presencia de un modelo económico basado en la zona franca y el turismo así como en la sustitución de las exportaciones de productos tradicionales por la importación de servicios.

En el ámbito educativo en este momento se diseñaron diversas políticas educativas encaminada a mejor el sistema educativo nacional tales como las Ordenanzas 2-69 y la 1-70 que establecía un nuevo marco en la estructura curricular de la educación, la 11-75 que establece modificaciones a la 1-70, la ordenanza1- 1-77 y 2-77 que consagra una nueva concepción curricular de la educación básica con criterios pedagógicos modernizantes con relación a políticas educativas anteriores. Cabe destacar que la plataforma educativa en el periodo 1966-78, estuvo centrado en el Plan San José, la diversificación de la educación media y la reforma del nivel primario apoyada en las ordenanzas citadas.

El Diagnostico de la educación primaria terminado en el 1975, detecto múltiples problemas que afectaron la estructura de la educación se ese momento tales como, la deserción, la repetición, los bajos niveles formativos del docente, ausencia de gestión educativa, desvinculación del currículo con la realidad social, escasa supervisión entre otras características.

1 comentario:

yane puer dijo...

excelente articulo.... muchisimas gracias. Estoy cursando la materia de filosofia educativa, y dicho articulo me sirvio de mucho