Buscar este blog

martes, 23 de abril de 2013

Homenaje Póstumo a un Hermano



Raúl Felipe Lama Méndez Junto a su líder y jefe el Comandante Manuel Ramón Montes Arache y su grupo – Hombres con Valor que hicieron sacrificios por su patria y lucharon por la Democracia de los Dominicanos.

Por Rafael L. Lama Gattás
 En la foto el Comandante Manuel Ramón Montes Arache con gafas, y detrás (segundo de derecha a Izquierda) Raúl Felipe Lama Méndez. Santo Domingo 1965 en plena revolución Civil de República Dominicana. 

¿Quién fue Raul Felipe Lama Méndez o Saúl Méndez?, Sanjuanero o Neibero?, Qué Hizo, Qué se Hizo, ¿DondeestáS ?
Muchos amigos mehan preguntado qué es de la vida de tu hermano Raul ?

A cada uno en forma individual les he contestado, pero al cumplirse el 24 de abril del año 2010, cuarenta y cinco (45) años de la Revolución Civil de Abril del 1965 de la República Dominicana, me dí cuenta que debería tomarme un rato para rendir honor a un dominicano, que no tubo ambajes en luchar a brazos partidos, arriesgando su vida y su porvenir, en aras del restablecimiento de la mancillada democracia  del pueblo dominicano, junto a su líder el Comandante Manuel Ramón Montes Arache, jefe del cuerpo especializado de la Marina de Guerra Dominicana y mejor conocido como “Cuerpo de Hombres Ranas”.

Nuestro país tradicionalmente ha adolecido del don de rendir tributo a sus veteranos de guerra, no sé si  esto se deba a la deshonra que sufrió la imagen de los cuerpos militares por las cosas mal hecha durante la época del Trujillismo. Pero creo que es pertinente que separemos la paja del grano, porque hay militares y hay Militares.

Raúl entró a la academia de Hombres Rana temprano en su vida junto al Sanjuanero Manuel Terrero, compañeros de infancia, compañeros de milicia, compañeros de guerra, yc ompañeros de cárcel.
Raúl, mi hermano de padre, y el mayor de la familia, se fue de casa temprano en su vida, trabajó un tiempo atendiendo la gasolinera de nuestro Tio Abraham Lama en San Juan del a Maguana, la cual estaba localizada al lado de la gallera, en la salida de lpueblo hacia el poblado de Juan de Herrera.

Problemas personales con mi padre lo llevaron a tomar la decisión de irse a casa de su mamá Sra. Lucía Méndez, quien vivía en San Cristobal. Allí eventualmente él se preparó físicamente practicando artes marciales y lucha libre, decidiéndose asolicitar al Cuerpo de Hombres Rana, al cual fue aceptado, y donde se distinguió por su desempeñó convirtiendose en uno de los guarda espaldas del Comandante Manuel Ramón Montes Arache. Junto a ellos también estuvo Manuel Terrero, ese noble Sanjuanero de excelente desempeño.

Mi madre Afife Gattás Lama, quien crió a Raul junto a mi abuela materna Emilia Lama Viuda Gattás, a quien él llamaba mamá, siempre le aconsejaban  que siguiera sus estudios, pero Raul decidió como antes dije probar mundo nuevo.

Ningun Hombre Rana podía certificarse a menos que demostrara que podía bajar a una profundidad de 60 pies o más a pulmón y regresar a la superficie sangrando porla naríz y los oídos, como parte de una prueba de capacidad comprobada, prueba esta que demandaba de esos hombres tener un cuerpo sano, fornido, y ágil preparándose para cosas especiales, aúncuando luego contaran con tanques de buceo. Esto me contaba Raul  siendo yo un muchachito cuando vino de visita a San Juan de la Maguana en su uniforme negro con boina negra que los distinguía.

Cuando llegó elmomento de la Revolución, Raul al igual que Manuel no tuvieron duda que su camino era seguir a su líder el Comandante Montes Arache, y luchar junto a las Fuerzas Constitucionalistas que este comandaba junto al Coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó, líderes de la revolución civil.

Raúl combatió por las calles de Santo Domingo en Tanque de Guerra, confirmándome que junto a él, como todo un muchacho valiente peleó nuestro querido amigo de infancia José Humberto Terrero Valenzuela, hijo de esa noble dama Sanjuanera Doña Melba Valenzuela de Terrero, y del Licenciado Humberto Terrero.
En momentos deestar la revolución en su apogeo, un amigo de Raul y mío me pregunta que si yo sabía que  Raul había muerto en la revolución, a lo cual yo contesté que eso no era cierto, comentario este que sembró una duda aterradora en mi alma aquella noche, y días por venir, dado ladificultad de las comunicaciones.

Raul, junto a Manuel Terrero habían sido designados por el Coronel Montes Arache a reunirse con un grupo del comando y dirigirse en vehiculos para tomar la fortaleza de San Francisco de Macoris.

Casi llegando ellos cerca de la entrada al pueblo fueron alertados por una confidencia de que todo el ejército y la policía los estaban esperando en una embozcada y que mejor era que se alejaran si no querían perder la vida, pues tenían planes deformarles un circulo de encerramiento antes de llegar al puesto.

El grupo tuvo que abortar los planes a ser implementados y abandonar los vehículos e internarse en el monte para tratar de protegerse ante un contingente  mucho más grande que el de ellos.

Perseguidos y con pocos recursos eventualmente fueron apresados, y llevados a San Francisco, producto de la indiscreción de elementos desconocidos.

Eventualmente al paralizarse la revolución con la entrada de las fuerzas de la marina de guerra americana y de la OEA, estos dos jóvenes junto a otros compañeros  fueron eventualmente liberados quedando fuera de las fuerzas armadas.

Raúl al quedar fuera de la marina de guerra, tuvo que rehacer  su vida trabajando como supervisor de electricidad en la compañía  metalúrgica española Metaldom, y luego de unos años emigró a San Juan de Puerto Rico, adonde fue llamado por nuestro padre, Victor Miguel Lama Lama, para que atendiera los negocios que tenía en Santurce, Puerto Rico, dado un quebranto de salud de nuestro padre.

Raul se casó en PR y eventualmente procreó en allí  tres niñas, las cuales son hoy personas adultas.

Raúl fue atacado eventualmente hace unos años  por un  cáncer de estomago, siendo operado para removerle parte de su estomago, el cual desmejoró la fortaleza física que mantenía, y muriendo debido a esto en Santurce Puerto Rico en febrero del año 2007.

Por petición propia, su cuerpo fue incinerado luego de morir,  y sus cenizas dispersas en el Oceano Atlantico regresando al mar al cual tanto amó.

Descanse en Paz un Veterano de Guerra, Hombre Rana Dominicano, Neibero-Sanjuanero, cuya tumba si los veteranos de guerra dominicanos recibieran los honores tal como le son rendidos a los militares y ex militares en la fuerzas armadas americanas su epitafio pudiera leer………………….

Raul Felipe Lama Méndez
Marina de Guerra Dominicana
Cuerpo de Hombres Ranas
Nació el 1ero de Mayo de 1942
Murió Febrero del 2007
“Yace Raúl aquí como ha vivido
En soledad decoroza
Su gloria cabe en la rosa
 Que ninguno le ha traído”

Rafael L. Lama Gattás (Rafelito)
Caguas PR, Mayo 16 del 2010


CASA DOMINICANA DE PUERTO RICO

2 comentarios:

Ruben Cabral dijo...

en verdad es cierto , a nuestros heroes nunca se les ha declarado un dia nacional y con ello demostramos lo mal agradecidos que somos al no reconocer esos hombres y mujeres que lo dieron todo por la patria

Francisco de León Herrera. dijo...

Soy Francisco de León Herrera, o debió ser Francisco de León Ferreras, tal como debió ser para mi hermano materno Felipe Saúl Lama Ferreras, y no Lama Mendez, puesto que nuestra madre era Lucía Ferreras Mendez, y su padre Victor Lama Lama. El nació en Villa Jaragua y fue declarado en San Juan. Parte de su historia la está incluyendo en un libro "Los Hombres Rana y su Influencia en la Revolución de abril del 1965", mi amigo (en su libro)Radhamés Gomez. Ocasinalmente Raúl trabajó por medio a la marina de guerra, con el oceanografo y biologo marino Jack Custeaux, quien fuera además patrocinador de los COMICs del personaje de ficción "Chanoc" y quien logró hacer para Raúl un comic de episodio único que Raúl protagonizaba. Tengo 52 años y soy su hermano menor materno, soy de San Cristobal y si mal no recuerdo me dieron la noticia de su muerte el martes 11 de marzo del 2007. En ese entonces tenía yo 19 años que no lo veía y en su último año de vida conversamos mucho por vía telefónica. No sé cosa alguna de sus hijas en Puerto Rico. Cuando era pequeño me lanzaba al aire y me aparaba varias veces y me llamaba siempre Pancho. Gracias!!!