Buscar este blog

Cargando...

viernes, 11 de febrero de 2011

¿Cual es el área de la Plaza Ceremonial Taína Batey Maguana


José Enrique Méndez


Hay abundantes documentaciones hechas desde mediado del siglo XX, cuando el área de la Plaza aun no había sido afectada por múltiples intervenciones, que permiten inicial la reconstrucción de la Crónica espitolar desde su descubrimiento hasta nuestros días.


De la traducción del francés y notas por el Licenciado O. Armando Rodríguez de la Investigaciones etnologicas en Santo Domingo (1853) sobre la Plaza Ceremonial Batey Maguana, descubierta por Sir Robert Schomsurgk , cónsul de Inglaterra en Santo Domingo durante muchos años citamos:


“El círculo granítico, ahora conocido en los alrededores con el nombre de Cercado de los Indios, se encuentra en una sabana rodeada de bosquecillos y limitada por el río Maguana. El circo está formado en general por rocas graníticas que prueban por su pulimento que fueron recogidas en las orillas de un río, probablemente el Maguana, aunque la distancia sea considerable.

Las piedras son, en su mayor parte, de un peso de 30 a 50 libras y han sido colocadas muy cerca unas de las otras, dando así al circo la apariencia de un camino empedrado de 21 pies de ancho, y, tanto como lo permiten asegurar los árboles y los zarzales que han crecido entre las piedras, puede decirse que tiene 2,270 pies de circunferencia.

Un gran bloque granítico de 5 pies 7 pulgadas de largo, que termina en punta obtusa, se encuentra casi en medio del circo y está en parte enterrado en el suelo. Yo no pienso que ese bloque ocupe actualmente el lugar que tenía originariamente; ese bloque estuvo probablemente en el mismo centro. Ha sido pulimentado y dándole forma por la mano del hombre; y aunque su superficie ha sufrido las influencias atmosféricas, es evidente que ella debía representar una figura humana.

Las cavidades de los ojos y de la boca están visibles todavía. Ese bloque tiene, desde todos los puntos de vista, la apariencia de la figura representada por el padre Charlevoix en su Historia de la isla Española o de Santo Domingo, donde ella está designada como una figura encontrada en una sepultura india.

Un sendero de la misma anchura que el circo se extiende a partir de éste en la dirección del oeste y dobla después en ángulo recto hacia el norte, concluyendo en un arroyito. Este sendero está, en casi toda su extensión, invadido por una espesa selva; es pues imposible determinar su longitud exacta”.


De igual manera E. O. Garrido Puello en “Espejo del Pasado”, articulo, “El Corral De Los Indios”, afirma que:


“Como a 5 kilómetros de la ciudad de San Juan de la Maguana, hacia el Norte, existe un redondel de piedras sueltas conocido con el nombre de Corral de los Indios. Este redondel tiene alrededor de 2,270 pies de circunferencia y en medio del círculo una piedra como de dos metros de largo. Es un bloque pulimentado que parece representar una figura humana. Borrosa por la acción inclemente del tiempo se le pueden apreciar ojos y boca visibles sin mucho esfuerzo. El Corral está ubicado en la Sabana de Juan de Herrera y vecino a un importante caserío. Es un lugar precioso, con horizontes llenos de luz y poesía.”

Dándonos nuevos detalles de la explanada arqueológica, dice:

La plaza la forma una circunferencia de dos estrechos anillos concéntricos construidos de piedras y relleno el interior del mismo material. Hacia el Sur, aledaño al círculo, hay un saliente cuadrado construido del mismo material y en la misma forma. Del Oeste sale una calzada de piedra orientada hacia el río. Esta calzada está casi destruida y de ella sólo quedan vestigios. Alrededor del origen y construcción de este corral se ha fantaseado de lo lindo. Sobre el tema repito las voces de la tradición y lo que han escrito algunos autores.

Sir Schomburgh cree que el círculo es su forma original fuera una calzada. Otros sugieren la posibilidad de que representara un santuario. Pero la tradición más aceptada supone que la plaza era usada por los indios para celebrar festivales y juegos y que el cuadrado saliente a que hacemos referencia más arriba, el lugar donde la Reina Anacaona y su corte presidían las ceremonias.

Un sendero de la misma anchura que el circo se extiende a partir de éste en la dirección del oeste y dobla después en ángulo recto hacia el norte, concluyendo en un arroyito. Este sendero está, en casi toda su extensión, invadido por una espesa selva; es pues imposible determinar su longitud exacta.
Las piedras son, en su mayor parte, de un peso de 30 a 50 libras y han sido colocadas muy cerca unas de las otras, dando así al circo la apariencia de un camino empedrado de 21 pies de ancho, y, tanto como lo permiten asegurar los árboles y los zarzales que han crecido entre las piedras, puede decirse que tiene 2,270 pies de circunferencia

Un sendero de la misma anchura que el circo se extiende a partir de éste en la dirección del oeste y dobla después en ángulo recto hacia el norte, concluyendo en un arroyito. Este sendero está, en casi toda su extensión, invadido por una espesa selva; es pues imposible determinar su longitud exacta.


Como podemos inferir, la localidad arqueológica de la plaza es superior a la actual se debe suponer que los terrenos alrededor del área actual del circulo de piedras, forman parte del sitio arqueológico.