Buscar este blog

Cargando...

martes, 8 de marzo de 2011

Comparsas de la Provincia de San Juan Premiadas

Desfile Nacional de Carnaval, en el Malecón de Santo Domingo 2011

Los Bacaces, comparsa ganadora del primer lugar en la categoría Diablos, de San Juan de la Maguana.

José Enrique Méndez

Entre los primeros premios otorgados por el Ministerio dominicano de Cultura en el Desfile Nacional del Carnaval resultó ganadora en el renglón diablos la comparsa " Los Bacaces" (San Juan de la Maguana)
Caonabo Liberado

Otros premios a comparsas fueron:
En la categoría Histórica "
Los Jackabel del Caonabo Liberado", segundo lugar.

La Comparsa es una
recreación al desvelizado monumento de Caonabó Libre, a la entrada de la ciudad, en la Avenida de Circunvalación del municipio de San Juan de la Maguana, una obra de arte de arquitectura monumental, icono posmoderno de la “ruta taína”, que forma parte de una efectiva política de turismo cultural.

Otra Comparsa de la provincia de San Juan premiada fueron
"Los Cocorícamos".






Del Kokorikamo al Cocoricamo y las tifuas del Carnaval Barriga Verde de San Juan

José Enrique Méndez

Cocoricamo, expresión que alude a algo Misterioso e inexplicable, término afrocubano alusivo a lo que no puede ser dicho o algo inaccesible.–a el no sé qué de ciertas cosas: “Eso tiene Cocoricamo”, es a la vez la máscara más representativo del Carnaval Cimarrón Barriga Verde de la Provincia de San Juan en República Dominicana.




En Cuba un «Kokorikamo» o «Kokorioko», es un tipo particular de "diablito" que lleva a la calle a bailar en el momento de Carnaval. (QUE VIVA CHANGO Afro-Cuban Syncretic Cults and Culture in Cuba).En la obra citada de Femando Ortiz se enumeran varios tipos étnicos de danzantes enmascarados que participaban en estas fiestas. kokoríkamo o kokorioco, figura grotesca y monstruosa, con una careta de faz horripilante y con cencerros en la cintura y los tobillos. (En Cuba era muy corriente decir: "fulana es más fea que un kokorioco... o que un kokoricamo...")


Fernando Ortiz nos señala que “Desde Antaño acostumbraron los negros de Cuba disfrazarse con figuras de kokoríkamo, que de sus funciones tradicionales de Africa pasaron en La Habana a los carnavales corrientes”. (Nuevo catauro de cubanismos, Fernando Ortiz - 1974 - 526 páginas)

Un Kokorikamo o Kokorioko es una máscara grotesca de algún tipo (en este caso un cráneo de buey) envuelto en un pedazo de tela sin forma de trapo, fibras de palma, cuerdas y cintas de colores diferentes.

Según Luis Pancorbo, en su obra “Abecedario de Antropología”, EL Cococricamo es “un personaje del Carnaval de la Habana del siglo XIX, que lleva una cabeza de caballo como tema distintivo (Ortiz 192). Más adelante plantea “la cabeza de Cocoricamo también puede ser de vaca y con un higuero como base”.

Acompañando al Cocoricamo, aparecen las tifuas, mascaras cubiertas de asfalto y crines de caballo, en el Carnaval Cimarrón de San Juan de la Maguana, en el sur de la República Dominicana.