Buscar este blog

Cargando...

martes, 5 de junio de 2012

Cupey

Cupey (Clusia rosea, Jacq) Las Casas cita al cupey entre los arboles que existían aquí al descubrirse las Antillas.

Florece y fructifica durante todo el año. El nombre del género honra al botánico holandés Carolus Clusius (1526-1609). El nombre de la especie significa rosácea, en referencia al color de la flor.
Es un árbol tropical de la familia Sapotaceae, originario de las área de baja elevación de América Central y del Caribe. Crece rápidamente y puede llegar a una altura de 20 metros Desarrolla un comportamiento de enredadera en los acantilados y un comportamiento como el del baniano (la higuera de la India)
en las áreas abiertas. 

Debido a su aspecto recto, las raíces aéreas del cupey fueron usadas por las tribus indígenas como varas para
Lanzas.

La pulpa anaranjada que rodea a las semillas es un alimento para las aves, mientras que las frutas son ingeridas por los murciélagos.
 
 El látex de color amarillo resinosa de la corteza, frutos y otras partes del árbol se endurece con la exposición y ha sido utilizado de diversas maneras, incluyendo calafatear las costuras de los barcos

En las letras del famoso Merengue dominicano “el jarro Pinchao”:


Un jarro nuevecito
tapado con copey,
Un jarro nuevecito
tapado con copey
Pichao, Pichao
Mi jarro esta pichao…

Dolorosa narración que nos trae los tristes recuerdos de Bonao y el nefasto Petán Trujillo quien de manera abusiva “había pasado por allí cuando las niñas comenzaban a florecer para cortar la flor y los pueblerinos, temerosos del general de pistola y metralleta o polainas relucientes, callaban esperando la justicia o la venganza, y los foraneos o locales que esperaban encontrar el jarro íntegro descubrían que estaba "pichao" y no por el gusto de su dueña sino por otra causa y lo aceptaban no porque no les importara, algo infrecuente en esa sociedad machista caribeña, sino porque no les quedaba otra en esa época de terrible dictadura.”