Buscar este blog

Cargando...

sábado, 5 de mayo de 2012

Visión Critica de la Novela Con La Boca Llena de Hormigas



           
  CON  LA  BOCA  LLENA  DE  HORMIGAS      
            Novela: Rafael Pineda. 


            Sobieski De León


Para nosotros realidad y sueño son caras de la misma moneda. La Realidad a veces es tan terrible en nuestra propia carne que nos parece ficción terrible y la ficción, el sueño, muchas veces desemboca en aturdente realidad.

El sueño del hombre, del individuo como tal, representa la esperanza o el deseo de progreso del colectivo al cual pertenece y donde un día la Historia lo va depositando. La leyenda y el relato representan el sueño de los pueblos. Por eso decimos que realidad y sueño o realidad y ficción son caras de la misma moneda. En  esos  terrenos  se mueven la literatura y la vida.

Con la Boca Llena de Hormigas novela relatada o relatos novelados del sanjuanero Rafael Pineda se mueve fundamentalmente en la realidad y los sueños de Amarillo Florián alias Obispo –su personaje central- o “alter ego” del autor, hasta descarnarse y hacerse literatura local, nacional y transnacional.

Lo que allí pasa como relato o conjunto de relatos es lo que ha pasado o puede pasarle a un hombre o a un pueblo-ciudad de cualquier país de nuestra América.

Podemos decir que Con la Boca Llena de Hormigas es la novela de la ciudad más que la historia de un hombre. Esa ciudad es precisamente San Juan de la Maguana, la tierra natal del autor.

Es un San Juan mágico y ensangrentado. Un San Juan maltratado desde la colonia. El San Juan de Caonabo rebelado en la Maguana contra el imperio español y el mismo de Liborio Mateo, rebelado contra el imperio norteamericano en ese mismo lugar. Es el San Juan dolido por la sangre de Jaragua (su cacicazgo aliado) y la de Palma Sola, cuyos culpables de derramarla aun no han sido juzgados y castigados. 

Defensa de la tierra es lo que significaban esas luchas, esas rebeliones contra los extranjeros que vinieron a quitarnos nuestra tierra. La novela es un espejo de esas luchas campesinas ahogadas en sangre por aquellos que, desde la misma conquista y colonización mediante el ejercicio arbitrario del Poder no han hecho más que doblegar, oprimir y exterminar por la ley de las armas y la sin razón.

Al mismo tiempo estos relatos descarnados y crudos, hirientes y ofensivos no hacen otra cosa que trasmitirnos una oprobiosa realidad de injusticia y despojos, de abusos e indefensión, incluso de furia despiadada de la Naturaleza contra los humildes y olvidados de siempre, los campesinos, los marginados de la sociedad que son mantenidos como parias en pleno siglo XXI.

Con la Boca Llena de Hormigas es el testimonio de las frustraciones sociales y la falta de castigo a los culpables y traidores. Es la ciudad, la ciudad-campo-pueblo la que respira sus historias por la herida infringida a Amarillo Florián por sus ideas de compromiso y de cambio. Hay un predominio de lo rural en el texto. Hasta podría afirmarse que es nuestra primera novela de la ruralidad sanjuanera. Los personajes aun cuando vivan en la ciudad proceden del campo y la lucha por un mundo mejor es sobre todo lucha contra la naturaleza y lucha de los campesinos por la tierra y sus cosechas.

Casi todo en la novela es apocalíptico, pesimista, porque termina en frustración, en tragedia o sangre; es lucha del instinto queriendo abrirse paso a la civilización y al respiro de otra forma mejor de vida.

No hay un acto de la conducta humana que no esté presente. El primero es el amor platónico del adolescente, amor prístino, tierno, puro, que termina irremediablemente en el distanciamiento natural que conduce al recuerdo o a otro amor. O esa otra forma monstruosa de amar que es el incesto. O la de los celos del amante que no lo deja vivir y termina ahogando en sangre al objeto de su amor. Y el fabuloso amor de la ciguapa, mujer-mítica que embruja al hombre hasta hacerlo perder el sentido de la realidad y la razón de ser.

Las imprecaciones a “Maria La O”, acusada de bruja por nuestros niños de antaño que la vituperaban con sus epítetos como venganza por “chuparse” a los niños y enfermarlos de muerte, resuenan todavía en sus páginas –rescate del autor de esta fabula-:“Maria La O…Maria La O…tu madre es puta y la mía…no”

Liborio camina también por ellas bromeando y burlándose de su amigo y compadre el General Carmito Ramírez a quien lo hace esperar en la salita de su rancho convertido el mismo en  el perro que está a su lado y que el general acaricia sin saberlo; o cuando los americanos andaban pisándole los talones en los montes y se le convierte en el tocón donde se ponen a descansar los invasores yankis para entender en ese preciso momento que el perseguido y no encontrado es “un hombre extraordinario”.

Los lectores tienen 22 capítulos por delante en 160 páginas de relatos, tan intensos como la vida misma.

Pero el autor no nos deja en el pesimismo de la derrota. Muy por el contrario su personaje moribundo tiene conciencia de que está muriendo pero al mismo tiempo de que no puede olvidar y no olvida (de ahí la catarsis de las historias que componen el libro). Es cierto que está solo, que está muriendo solo, sin familia, sin mujer, sin hijos, sin camaradas, sin sus compañeros campesinos de lucha, sin nadie, perdidamente solo, pero sin olvidar, diciendo no al olvido.

De ahí el único respiro optimista de la obra. Ese final que lo rescata Todo; ese compromiso que nos deja. Es una orden. Es un grito de guerra. El símbolo del retorno a la niñez y a la madre (lo más puro de todo lo que pueda poseer un hombre); es el símbolo de un nuevo nacimiento para los otros. Dependerá de nosotros que las hormigas no se coman nuestros sueños, que no es otra cosa que la Esperanza.

(Presentación de la Obra Con la Boca Llena de Hormigas (Novela),
Salón Caonabo, Hotel Maguana, Jueves, 4 de mayo, 2012, San Juan
De la Maguana).



Sobieski De León Lazala



Nació y se educó en San Juan de la Maguana. Estudios universitarios en Santo Domingo. Doctor en Medicina de la UASD en 1975, especialidad en Cirugía General en Bucarest, Republica Socialista de Rumania, Europa Oriental (1979).

Profesor de Ciencias Morfológicas y Quirúrgicas en la UCE, San Pedro de Macorís de
(1980-1988) y en la UASD (CURO-UASD, San Juan de la Maguana) desde 1994.

Medico-Cirujano Internacionalista en la Revolución Popular Sandinista de 1988-1991; Sub-Director Docente del Hospital Luís Felipe Moncada, San Carlos, Rio San Juan, Nicaragua y profesor de la Escuela de Enfermería Silvia Ferrufino de San Carlos, Rio San Juan, Nicaragua (1989-1991).

Colaborador de los antropólogos Fernando Luna Calderón y Glenys Tavárez Maria en sus trabajos de campo en San Juan de la Maguana.

Autor del poemario: Canto de Amor a una Ciudad Degenerada (Primer Lugar del Concurso Literario “El Medico en la Literatura Dominicana” 1984-1985, Asociación Medica Dominicana. Miembro de la Colegio Medico Dominicano y del Colegio de Cirujanos dominicanos. Cirujano del Hospital Dr. Alejandro Cabral, San Juan de la Maguana; Co-autor del poemario Los Cuatro y el Capitán, Editor, Rodolfo Coiscou Weber, Santo Domingo, 1986.

Prologuista del libro: De Liborio a Palma Sola, del autor sanjuanero Leopoldo Figuereo.
Co-autor del libro: La Ruta de Liborio Mateo, Museo del Hombre Dominicano, copila-
dora: Martha Hellen Davis, 2002, Santo Domingo; Liborio Mateo: Icono de Identidad Sanjuanera, Regional y Nacional (Ensayo, 2009, Seminario Sobre Liborio Mateo, Museo del Hombre Dominicano); La Matanza de Palma Sola, Articulo, Revista Racimos de Uva, San Juan de la Maguana, 2003; Encuentro por la Identidad Cultural y la Memoria Histórica Palma Sola 2002, Articulo, Revista Racimos de Uva, San Juan de la Maguana, 2002; Liborio Mateo y Los Mellizos de Palma Sola; Ponencia 7mo. Seminario de la Dominicanidad, 11, 12 de Octubre, 2007; Ayuntamiento Municipal, San Juan de la Maguana: Organizador-Conductor del Panel Sobre La Matanza de Palma Sola, Casino San Juan, 27 de Diciembre, 2010, Auspiciado por el Archivo General de la Nación y Roberto Cassá, Director del AGN.

Fundador-Director de la Revista Cultural Sanjuanera “Racimos de Uva” con 17 años de
Circulación y de la Tertulia “El Patio Del Doctor” fundada en el 2008. Activista cultural.
Se nombra entre los escritores sanjuaneros en poesía, cuento y ensayo. Es co-autor junto
A Jose Enrique Méndez (Ike Méndez) de la primera Antología de Escritores Sanjuane-ros, aun inédita.